Código de honor y trabajo en equipo

El Código de Honor son reglas sencillas y poderosas que rigen el comportamiento de cada individuo de todo equipo u organización. Dichas reglas determinan cómo nos comportamos con los otros miembros del equipo. Son los motivos que la gente está dispuesta a defender con el corazón, ya que dichas reglas se establecen justamente desde el corazón y la convicción de cada individuo.

El código genera confianza, cohesión y energía. Esta fuerza está sostenida por los motivos de cada individuo y su cohesión se expresa en la solidaridad y el sentido de pertenencia al grupo que manifiestan sus componentes. Cuanto más cohesión existe, más probable es que el grupo comparta valores, actitudes y normas de conducta comunes. La diferencia hace un equipo triunfador. Es más que valores. Se trata de los valores aplicados al comportamiento real, físico: son las reglas que establecen el estándar de conducta y desempeño.

La función de las normas en un grupo es regular su situación como unidad organizada, así como las funciones de cada individuo. Así mismo, el sentido de pertenecer a un mismo “gremio” crea compromiso y por ende crea un Equipo de trabajo óptimo, productivo y feliz por realizar cualquier tarea que se le encomiende.